14

La Camellia Sinensis es un arbusto siempre verde cuyas hojas, una vez recogidas, empiezan rápidamente a oxidarse, haciéndose más oscuras siempre que la circulación de clorofila se interrumpe.


Uno de los grandes secretos de su procesamiento, dando así origen a varios tipos de té y a cualidades distinguidas, consiste en saber detener la oxidación de las hojas en un punto determinado, retirándoles el agua empleando calor. A este proceso se le da el nombre de fermentación (aunque en realidad, ninguna fermentación sucede en el sentido literal del término, es decir, no se asiste a ninguna descomposición por acción de microorganismos).


No obstante, recurriendo a la terminología habitual, podemos clasificar los cuatro tipos principales de té por su grado de fermentación. Té blanco (no fermentado, producido a partir de las hojas más tiernas), té verde (levemente fermentado), té oolong (fermentación media, entre la del té verde y la del té negro, pero con características de sabor más próximas al té verde) y, finalmente, el té negro (bien fermentado y fuerte).


Es impresionante comprobar cómo una única planta, gracias a la complejidad de su composición química, puede originar tal variedad de aromas y de sabores de acuerdo con las condiciones de cultivo, cosecha, preparación y acondicionamiento de sus hojas.

 

  • 01
  • amigo
  • despesasgratis30
  • 4
  • 5
  • fale
  • despesasgratis
  • prove
  • despesasgratis30

Quédese con Nosotros

Suscríbase para recbir novedades

Síganos

fbfb

 

fbfb

IT By Jugais © 2012 Todos os Direitos ReservadosDeveloped by Bsolus.pt

ENTRAR or Become a member

JÚNTESE A NOSOTROS

Mi Cesta de la Compra

 x 
ref.
Carrito vacío

Esta web utiliza cookies. Al utilizar este sitio web aceptas el uso de cookies en el mismo.
« Más información »

Google Analytics Alternative